Hostel: Parte 2

Crítica

Julio Vallejo

Eli Roth parece dispuesto a mostrarnos la peor cara del ser humano. "Cabin Fever" y "Hostel" ponían de manifiesto la intención del cineasta de crear películas de terror con algo más que vísceras. Ambas venían a corroborar aquello de que el hombre es un lobo para el hombre. "Hostel 2" viene a reforzar esa misma teoría.

Como ya ocurriera en la primera parte, nos encontramos a un grupo de norteamericanos que llegan a un hostal de Europa del Este para disfrutar de unos días de vacaciones. Por desgracia para ellos, el lugar es simplemente la tapadera de un extraño club de hombres y mujeres ricos que disfrutan matando a gente. Claro está, ellos serán las víctimas de los terribles asesinatos.

En esta ocasión, sin embargo, Eli Roth ha cambiado los jóvenes sedientos de sexo por un grupo de chicas . Además nos enseña la vida de dos de los miembros de ese club encargado de asesinar a seres humanos. De esta manera, el cineasta nos muestra las vidas de las víctimas y los verdugos, los dos bandos en este macabro juego. Con muy mala leche, el realizador nos descubre cómo dos respetables hombres de negocios pueden convertirse en asesinos con sed de sangre. Por otra parte, y en un divertido giro de guión, el director convierte a una de las previsibles víctimas en inesperado verdugo.

En resumen, "Hostel 2" sobrepasa a la primera parte de la serie en casi todo. Aquí hay más gore, más cuerpos femeninos desnudos y mucha más mala leche. Todo ello disfrazado bajo la apariencia de simple película de terror.

Comentarios

Publica un comentario Los comentarios deberán ajustarse al tema de la página, ser comprensibles, legibles, respetuosos y no repetitivos. No podrán albergar spam o cualquier tipo de publicidad comercial. Tampoco deberán contar partes importantes de una película.

No hay comentarios sobre la crítica