Hierro 3

Crítica

Diego Salgado

"Hierro 3", como los anteriores films de Kim Ki-duk estrenados en España, "La isla" y "Primavera, verano, otoño, invierno... y primavera", es una ensoñación sobre la soledad. No reflejada como un estado negativo, sino como el único desde el que podemos aspirar a una relación verdadera con nuestro interior y con los demás.

Los personajes de Kim Ki-duk, forzados por carácter o circunstancias a estar solos, desean amar y ser amados. Pero no pueden aceptar los malentendidos con que la identidad, el lenguaje y las convenciones vician los sentimientos.

Es el caso de Tae-suk (Jae Hee), un joven que habita pisos momentáneamente deshabitados. Es el caso de Sun-hwa (Lee Seung-yeon), una mujer maltratada que se une por instinto a Tae-suk. Juntos, hallan en las viviendas ajenas, en las calles vacías, en la madrugada, un lugar propio en el que no es necesario expresarse al bastarse la vida a sí misma. Ambos respetan y añoran la propiedad y las tradiciones. No hacen daño. La mirada de los demás, sin embargo, está teñida de incomprensión y crueldad hacia ellos.

El control férreo y la precisión que Kim Ki-duk aplica en guión, montaje y dirección, hace que el espectador acepte sin rechistar una historia que comienza como drama de inadaptados y va derivando sutilmente en bellísima fábula. Rica en silencios elocuentes y simbolismo poético, "Hierro 3" es una película que cala profundamente en las emociones más íntimas e inexpresables. Espléndida.

Comentarios

Publica un comentario Los comentarios deberán ajustarse al tema de la página, ser comprensibles, legibles, respetuosos y no repetitivos. No podrán albergar spam o cualquier tipo de publicidad comercial. Tampoco deberán contar partes importantes de una película.

No hay comentarios sobre la crítica