El espíritu de la colmena

Película
Año1973
Duración97 minutos
GéneroDrama
Título OriginalEl espíritu de la colmena
PaísEspaña
DirecciónVíctor Erice

Sinopsis

Año 1940. Un pueblo perdido en la meseta castellana. Es domingo y llega la camioneta del Cine. En el desvencijado edificio que sirve para todo, se improvisa la proyección. La película: "El doctor Frankenstein". Durante noventa minutos por las calles solidarias del pueblo resuenan las viejas palabras del mito romántico.

En el improvisado salón, entre los espectadores dos niñas: se llaman Isabel y Ana. Siguen atentamente la proyección. Son hermanas. La pequeña, Ana, pregunta a la mayor por qué el monstruo mata y por qué al fin muere. Son las primeras preguntas que Isabel resuelve gracias a su imaginación: el monstruo es un espíritu que puede aparecerse siendo su amigo y convocándole a través de ciertas palabras.

Lo que para Isabel es un juego de la imaginación para Ana acaba siendo una realidad vital. Ella quiere al monstruo. Le busca. Le convoca.

El viejo caserón donde viven las niñas con sus padres se va llenando de la presencia de algo impalpable que sólo Ana parece profundamente decidida a descubrir. Fernando y Teresa, los padres, viven sus nostalgias, sus frustraciones, sin aprovechar lo que esconde la mente de su hija pequeña.

Un día, Ana desaparece. La búsqueda será angustiosa. La niña será hallada. Pero nadie, salvo ella, podrá conocer el final de la aventura.

Reparto

Comentarios

Publica un comentario Los comentarios deberán ajustarse al tema de la página, ser comprensibles, legibles, respetuosos y no repetitivos. No podrán albergar spam o cualquier tipo de publicidad comercial. Tampoco deberán contar partes importantes de una película.

#1

Gloria Es una película que capta perfectamente la psicología humana, se centra en la de una niña la cual al no tener un trato directo con sus padres haya un mundo de fantasía al que,creo yo, todos hemos viajado alguna vez. El papel de su hermana, Isabel, es imprescindible porque será la que ayudará a la protagonista, Ana, a dar el paso a este mundo de evasión cuando la soledad es muy grande. La soledad de los padres, los silencios de la casa, nos introducen en su mundo en el que la fantasía y la esperanza son las vias de escapatoria.